Familia Fabaceae | Leguminosas

La Familia Fabaceae o Leguminosa consta de especies de hierbas, matas, arbustos y árboles, distribuidos por toda la tierra. En esta familia botánica son relativamente comunes los alcaloides, algunos de ellos muy activos e incluso tóxicos; no son raros tampoco los glucósidos o las materias colorantes. Su riqueza protéica además las hace importantes por el valor nutritivo de las semillas conocidas como Legumbres.

” Definición de Legumbre: Fruto seco que se abre por la sutura de los bordes para liberar las semillas”

¿ Cómo identificar una fabacea o Leguminosa?

Se caracteriza  fundamentalmente por sus frutos, que son aquellas vainas llamadas legumbres, como las que echan las habas y las habichuelas. Estas vainas se secan llegando a la madurez y se abren en dos valvas. Aunque varían mucho de unas a otras especies, por su forma, por sus dimensiones, por el número de simientes que contienen, y aun porque en ciertos casos no llegan a abrirse.

Las fabáceas tienen una gran diversidad de hábitos, incluyendo plantas acuáticas, trepadoras y fuertemente xerofiticas. Se asocian en simbiosis con bacterias del género Rhyzobium, que se alojan en nódulos radicales y son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico; ello les permite colonizar aun los suelos más pobres que enriquecen en nitrógeno asimilable.

Fabaceae flores

Las leguminosas que pertenecen a la subfamilia que los botánicos designan con el nombre de Papilionoideae, se caracterizan por tener la corola amariposada. Esta se compone de cinco pétalos; uno generalmente mayor que todos, llamado estandarte, situado en la parte alta de la flor y que, en el capullo, recubre a los demás; dos laterales, las alas, que recubren a otros y dos inferiores, los cuales, en conjunto, constituyen la quilla.

Cada flor de estas plantas cuenta con diez estambres, que, prescindiendo del arbusto llamado hediondo, en el cual quedan libres de adherencia, en las otras papilionadas, se sueldan todos entre sí, por sus filamentos, o , por lo menos nueve de ellos, para formar a modo de un tubito en torno al pistilo. En el algarrobo, que no tiene corola en sus flores, los estambres se reducen a cinco.

En la subfamilia Mimosoideae las flores son regulares, con numerosos estambres de largos filamentos. La subfamilia Caesalpinoideae presentan flores irregulares, con pétalos laterales, llamados alas, cubriendo al superior o estandarte en el capullo.

Fabaceae Hojas

Las hojas de estos vegetales son casi siempre compuestas, ora de tres hojuelas cada una, como en los tréboles, ora de más, como en el pipirigallo; en este caso, las hojuelas se disponen por parejas, a ambos lados del astil, con una hojuela de impar ( hojas imparipinnadas) en su extremo o sin ella. En el arranque de las hojas suele haber un par de apéndices, las estípulas, a veces tan grandes como las hojuelas, si no más, como en los guisantes, pero a veces menuditos o apenas visibles.

Fabaceae géneros y especies

Esta familia del orden fabales comprende más de  700 géneros y unas 20000 especies gran número de ellas con importancia agrícola, por su valor alimenticio, como la judía común o habichuela, las habas, las numerosas variedades de soja o soya, las lentejas, los guisantes, los garbanzos, los cacahuetes, etc. O bien por su interés como forrajeras, como los tréboles, la alfalfa, la esparceta y muchas más.

Lista de Leguminosas

Fabaceae Herbaceas

Fabaceae arboles y arbustos

Género Acacia

Fabaceae Forrajeras

En este grupo encontrarás las principales especies empleadas como alimento para el ganado, tanto fresco como ensilado.

  • Alfalfa (Medicago sativa)
  • Caupí (Vigna sinensis)
  • Gandul (Cajanus cajan)
  • Kudzú (Pueraria javanica)
  • Lotus o trébol pata de pájaro (Lotus tenuis, Lotus corniculatus)
  • Lespedezas (Lespedeza striata y Lespedeza stipulacea)
  • Mermelada de caballo (Desmodium discolor)
  • Trébol (Trifolium pratense)
  • Trébol blanco (Trifolium repens)
  • Tréboles de carretilla (Medicago hispida, Medicago arabica y Medicago minima)
  • Trébol frutilla (Trifolium fragiferum)
  • Tréboles de olor (Melilotus alba, Melilotus officinalis)
  • Veza (Vicia sativa)
  • Zulla (Hedysarum coronarium)

Leguminosas o Legumbres | Índice de Plantas

Las leguminosas o legumbres, pertenecen a la familia Fabaceae.

 Que son las Legumbres o Leguminosas o fabáceas
Las Legumbres o leguminosas o Fabáceas son plantas con un alto valor nutricional, con más de 12000 especies entre hierbas, arboles y arbustos

Esta numerosa familia de plantas, con más de 12000 especies de hierbas, matas, arbustos y árboles, distribuidas por toda la Tierra. Se caracteriza fundamentalmente  por sus frutos, que son aquellas vainillas llamadas legumbres como son los guisantes, habas, judías pintas, judías verdes, judiones, cacahuete, trébol y habas de soja.

Comprar semillas de legumbres

¿Dónde viven las legumbres?

Las legumbres que viven naturalmente en la Península Ibérica, salvo el algarrobo y algunas que se hallan cultivadas en los jardines, pertenecen a la subfamilia que los botánicos designan con el nombre papilionadas, caracterizada por tener la corola amariposada.

En esta familia las hojas son casi siempre compuestas, ora de tres hojuelas cada una, como en los tréboles.
fijar-nitrógeno-con-plantas-leguminosas
Imagen de Leguminosas con sus bolsas fijadoras de nitrógeno, propias de sus raíces


Abonar y fijar Nitrógeno con plantas Leguminosas


 En la horticultura orgánica no gusta gastarse el dinero en costosos abonos nitrogenados, pues los guisantes, las judías y el trébol les dan esa capacidad de fijar el nitrogeno en los nódulos de sus raíces. Estos nódulos contienen bacterias que viven en simbiosis con la planta. Éstas les alimentan con todo lo que necesitan menos el nitrógeno. Ellas mismas fijan el aire lo combinan con oxígeno y forman nitratos.


 Por eso está razón merece la pena cultivar trébol, éste se descompone con gran rapidez con lo cual facilitan su nitrógeno a las bacterias de la putrefacción que es liberado más tarde en el suelo. Si tenemos una pradera y añadimos nitratos se estimula el desarrollo de las gramíneas pero se suprime el trébol. Si lo que añadimos son fosfatos se estimula al trébol a expensas de las gramíneas.

 Las leguminosas deberían ocupar como mínimo la cuarta parte del terreno

1/4 del terreno sembrado cada año con estos vegetales. Para quien quiera cultivar el máximo posible de sus alimentos en sus huerto urbanos o sus maceto-huertos con toda seguridad, la más útil de todas.

 No son plantas acidófolicas por lo que si el suelo es ácido habrá que añadir cal. Pero en un buen terreno, al que añadido durante años estiércol o compost y en el que se ha corregido el problema de la insuficiencia de cal, fosfato o potasa, se cultivan perfectamente sin añadir nada más pero siempre es bueno agregar un abono orgánico.

La Naturaleza también nos ofrece algunas legumbres silvestres como el Toxo o Tojo tan conocido en el Norte de España.

Si te gustaron nuestras legumbres, te interesan: